El Gobierno anunció también cambios en las medidas de restricción vehicular para noviembre.

 

Debido a la disminución de casos de COVID-19 a nivel nacional, así como una leve disminución en la ocupación hospitalaria, 30 cantones bajan su estado a alerta por COVID-19 pasando de alerta naranja a amarilla.

 

Los cantones que presentan una baja son: San José, Puriscal, Aserrí, Mora, Goicoechea, Santa Ana, Tibás, Montes de Oca, León Cortés, Alajuela, Grecia, Atenas, Naranjo, Palmares, Poás, San Carlos, Los Chiles, Río Cuarto, Cartago, Jiménez, Turrialba, Oreamuno, Heredia, Santo Domingo, Santa Bárbara, San Isidro, San Pablo, Buenos Aires, Golfito y Guácimo.

La CNE resaltó la importancia de no bajar la guardia, ni relajar los protocolos sanitarios.