Expertos coinciden en que el mandatario de la República carece de conocimiento diplomático.

El pasado 31 de octubre dio inicio la cumbre climática COP26 de las Naciones Unidas. Más de 130 jefes de Estado y presidentes de gobierno, además de miles de diplomáticos, se reunirán hasta el próximo 12 de noviembre en Glasgow, Escocia para establecer nuevos objetivos con el fin de reducir las emisiones de la quema de carbón, petróleo y gas que están calentando el planeta.

El presidente Carlos Alvarado asistió al evento, sin embargo, su participación ha sido blanco de críticas, burlas y hasta memes. En fotografías se le ve durante las actividades con algunos líderes mundiales y da la impresión de que se siente perdido y fuera de lugar.

Según recoge una publicación del medio CRHoy.com, algunos especialistas califican de “deficiente y vergonzosa” la participación Alvarado en la COP26.

Jorge Luis Jiménez, quien es relacionista internacional especializado en protocolo y analista político indicó que el mandatario de la República desperdició la oportunidad de colocar el nombre del país en alto.

“Es vergonzoso ver cómo no maneja el inglés necesario para explicar en términos correctos en el tema ambiental y es penoso ver como ni tan siquiera maneja datos exactos ni técnicos en cuanto a la proporción ambiental que tiene Costa Rica, en esto coincido tanto yo, como los ambientalistas de la UCR y la UNA”, indicó Jiménez.

El relacionista internacional señaló que Alvarado no cuidó aspectos como la vestimenta y postura ni sus gesticulaciones. Tampoco se esmeró en los fondos y materiales. Algo que dejó mucho que desear durante el evento.

“Todo se explica por una falta de preparación en el tema y sobre todo desconocimiento de lo que tiene que ver con diplomacia. En términos generales, el presidente queda debiendo mucho en cuanto a su papel, debido a que en ninguno de los aspectos cuenta con la experiencia necesaria, empezando con la preparación, la cual tampoco tiene su equipo de trabajo”, agregó.

 

Carlos Murillo, politólogo, analista internacional y Director del Observatorio de la Universidad de Costa Rica (UCR) comparte el parecer de Jiménez.

“En diplomacia no solo el mensaje es importante, sino que también el mensajero y se ha observado, más allá de los memes de redes sociales, como alrededor del mundo, el presidente Alvarado aparece como agregado. Eso en diplomacia es un problema”, acotó Murillo.

El politólogo señaló el paupérrimo manejo del protocolo del equipo que asesora a Alvarado ya que no se han cuidado una serie de aspectos que aunque sean pequeños comunican.